octubre 05, 2008

No me gustan los domingos.


Nubarrones Matutinos Malecon Coatzacoalcos
Desde que se fue mi abuelita no me gustan los domingos, extraño el aroma a platanos fritos saliendo de la cocina, escuchar a lo lejos las peliculas de Pedro Infante o de Cantinflas en la tele (a ella le encantaban), las charlas a la hora del desayuno.

Ahora los domingos son distintos, me levanto y mi casa esta solitaria, la cocina silenciosa y sombria, la sala triste contempla a lo lejos un altarcito con su foto y su veladora. Ya no hay mas esa voz que me preguntaba si descanse anoche, que saludaba con cariño a mi hija y que preguntaba interesada ¿Quieres Cafe? ...
Nostalgia... creo que esta ha sido la semana que mas la he sentido, recuerdo como mi abuelita y mi mama en cuanto veian inundaciones o cosas asi, corrian a su alacena a juntar viveres para donar, algo les aprendi de eso. Gracias a ellas soy lo que soy ahora, lastima que una de ellas se adelanto y no lo puede observar mas.

3 comentarios:

Ernesto PC dijo...

Ay Diliviru... Qué te puedo decir. Justo ando preparando un post para dedicarle a una de mis abuelitas. Pero me faltaban palabras... y me puse a bloguear un poco de aquí pa'allá pues ando nostálgico. Y encuentro tus palabras. Mi abuelita falleció hace unas horas, la mañana de este domingo. Hoy despertó solo para terminar de despedirse. Yo ando lejos. Al otro lado del Atlántico. Con tantas ganas de abrazarla. De abrazar a mi padre. A mi familia. Pero aunque estoy lejos de ellos físicamente, me consuelo porque sé que tengo una nueva interlocutora ante Dios. Y recién antes de llegar a tu post acababa de charlar con Dios y con ella. La nostalgia está bien. Pero hay que convertirla en alimento de la alegría. Porque seguro es lo que nuestras abuelitas esperan de nosotros.

Ernesto PC dijo...

entre los nervios, la nostalgia, olvidé algo importante: te mando un fuerte abrazo! :)

Diliviru dijo...

Que te puedo decir Ernesto, solo que te entiendo perfectamente, es un dolor tan terrible que solo el tiempo... y a veces ni el tiempo mirame a mi. Quiza te sirva saber que esta en un mejor lugar, que ya no sufre, a veces cuando ya estan muy mayores ellas sufren mucho se sienten que sobran aunque no lo dicen y sufren en silencio, espero no haya sido el caso de la tuya, pero de igual manera hay que orar mucho estos dias para que Dios la tenga a su lado.
No se que mas decirte, cuando yo pase por esta situacion las palabras sobraban, pero si de algo te sirve aca estamos para lo que necesites. Solo Dios puede sanar estos dolores. Te tendre presente en mis oraciones y de verdad lo siento, no te conozco pero percibo que eres un tipazo, ademas que nadie merece pasar por dolores semejantes... y eso que dijeste es cierto, cuando me atrapan las lagrimas pienso en ella, a ella no le gustaba verme llorar, asi que a hacer un esfuerzo, que desde el cielo nos vean bien...

Un abrazo lleno de cariño..