octubre 16, 2008

Miscelanea


Hoy escribo despues de un prudente exilio y autoanalisis. Como puse en el post anterior sigo sufriendo los embates de una mente enferma, un anónimo que se esconde cobardemente tras de una máquina para escribir estupideces que a nadie le importan, pero que a mi me llenan de rabia.
Hasta el dia de antier supe la utilidad de los contadores de visitas, supe que servian para darme todas las señales de la gente que entra a visitarme, supe de la utilidad que tienen las redes de blogs (alianzo para ser exactos) para guardar informacion fidedigna de todos los que entran a este blog, tambien hasta el dia de ayer supe hasta donde llega una mente carente de sentido comun y de madurez.

Honestamente lo confieso, habia pensado una vez mas dejar este espacio en paz, es terrible tener que moderar los comentarios que tan feliz me hace recibir, igual estoy cayendo en el juego tonto de un alma sucia, quiza. Han sido dias duros donde mi unico soporte lo he recibido de pocas personas: de mi esposo, de mi hija, de Aguaya (gracias por estar pendiente) de Liz (bellisima persona), y no menos importante y quiza uno de los mas fuertes el apoyo de Salva (No tengo palabras para agradecerte que me inyectes tanta fortaleza en estos momentos dificiles)
Gracias por estar ahi, por no dejarme caer, porque estar en medio de una pelea con un cobarde al que no puedes ver es realmente frustrante y desgastante.
Es la ultima vez que escribo sobre esto porque espero que con la denuncia y el seguimiento que hay este anonimo cobarde y bajo se de por vencido. Mientras tanto sigo pendiente. Y aunque no se de por vencido yo continuare.


Anonimo cada vez estoy mas cerca de saber quien eres. Sigue riendo.

2 comentarios:

Salva dijo...

Grazie Dianita!

ma sarebbe stato un errore lasciare il tuo Blog, e con questo anche le persone che visitano con piacere il tuo Blog, solo per un verme cobardo che non la le palle (scusa la parola), e si diverte a molestare virtualmente.
Devi sapere una cosa, io persone cosi le ho sempre odiato, in tutta la mia vita.
Una volta quando non esisteva L'internet, facevano telefonate anonime. Oggi come vedi lo fanno nei Blog, nelle Chat o tramite Email. Facile dietro un computer attaccare gli altri. Difficile quando uno gli si presenta davanti un giorno o l'altro ;-)
Non li vedi poi cosi tanto coraggiosi, credimi, conosco questo tipo di vigliacchi!

Effettivamente qualcosa nella infanzia di queste persone deve essere andato male. Mancanza di affetto? non lo sappiamo!

Ignorali!!!!!!!!
Con l'opzione dei commenti che devono essere approvati, adesso basta solo un click, e li cancelli questi vermi ;)

Con affetto,

Salva

Yoana dijo...

Dianita, debe ser muy molesto, y haces bien en denunciarlo, pero no le des tanta importancia, que no la merece. Animo, no se te ocurra abandonarnos por las cretinadas de uno que no tiene mejor cosa que hacer. Un abrazo,

Rosa