noviembre 07, 2008

Yo... Divagando (2)



Leo a Lunita y trato de adaptar esa frase a mi, pero no puedo. ¿Que pasa cuando uno se gasta tanto que ni soñar quiere? Siempre me he jactado de ver todo lo mas positiva que se puede, pero despues de tantas cosas que me han lastimado no puedo.
Ver "la vida real" me ha asqueado. Darme cuenta de que no todo es lo que parece me ha molestado. ¿ Sera que me estoy amargando?

Ha sido una semana dura en el plano laboral, personal , vaya hasta en el virtual. Estoy en descontento con muchas cosas y parafraseando a la hija de Luna quisiera quitarme este cerebro y cambiarmelo por otro. Quisiera una dosis enorme de sarcasmo y de hipocrecia para moverme a gusto en este plano que me toco vivir. Para bobos como yo no hay chance...

4 comentarios:

Yoana dijo...

Animo, mi amiga preciosa! La realidad es lo que es, y uno se cansa de intentar cambiarla, pero hay que seguir viendo el vaso medio lleno, si no, qué nos queda?
Besos, abrazos y energía positiva para tí.

Rosa

Ernesto PC dijo...

últimamente veo que la vida se anda moviendo como la bolsa de valores: un día sube inmensamente y de pronto tiene grandes caídas. A veces es más estable, a veces se deja llevar por las incertidumbres y vienen las crisis. El fin pasado fue uno de los mejores de tu vida, no es así? Quizá esta semana fue simplemente una "toma de utilidades", como dirían los financieros. Un ajuste, un ligero golpe en busca de equilibrio. Pero la tendencia a largo plazo es a la alza. No desanimes. No estás sola. ;)

Salva dijo...

Dianita, alla fine l'importante e´ chi ti rispetta realmente e chi da ascolto alle tue parole e apprezza anche!
Il mondo e´ fatto cosi! Malvagita´ e ambiguita.
Chi si sente solo bene nella massa e tira solo la corda perche lo fanno gli altri, non dimestra un vero proprio carattere, e non dimostra di essere pulita come persona.
Quindi dove sta´ il problema? Sei te stessa no?
Per questo io ti apprezzo! :)

un abbraccio,
Salva :)

Aguaya Berlín dijo...

Ah, Dianita, ánimo, muchacha, ánimo!!
Intenta sacarle provecho a los malos ratos...
Un beso,
AB