noviembre 24, 2008

Lo que tiene uno que ver...



Imagen Portada de un libro de Editorial Juventud.


Hoy por la mañana poniéndome al dia con las noticias encontre ESTA QUE ME HIZO REIR
No pude evitar recordar la epocas de la escuela primaria cuando comenzaban las epidemias de los piojos, no me digan que ustedes nunca se contagiaron? Acaso fui la única?
A nosotros nos pasó una vez, mi mamá contrató una muchacha para la limpieza de la casa y la pobre chica llego llena de piojos, por lógica los nuevos inquilinos buscaron alojamiento en las nuevas cabezas (lease la mia, la de mi hermana y hasta la de mi mami). No recuerdo muy bien como logramos acabar con esa invasion porque iba en segundo de primaria.

En especial este articulo al que hago referencia hizo que me doblara de la risa porque dejó en evidencia nuevamente las tan cacaraqueadas diferencias de clases, muchas veces las altas esferas piensan que por su condición social son inmunes a todo y es lo mas absurdo que se pueda creer, todos nos podemos enfermar de lo mismo, todos coremos los mismos riesgos, todos somos humanos y todos vamos al baño a hacer pipi y popo, o del uno y del dos, o como le quieran decir. Punto.

11 comentarios:

Liz lombriz dijo...

Exactamente, aunque a veces no lo queramos reconocer.
Como dice la canción de Arjona "Quesos, casas, cosas":
Los Negros Tienen Swing, Los Blancos Pecas.
Las Monjas Tienen Ganas,los Niños Sueños...
Los Muertos Tienen Sed,los Vivos Culpas.
Los Ricos Tienen Dietas,los Pobres Hambre.
Y Al Final,la Mierda Huele Igual,sea De Príncipe O Sirvienta.

Salva dijo...

penso che o povero o ricco, o nobile o contadino, o bianco o nero, tutti fanno la stessa espressione quando vanno al WC ;)

Mi ha divertito questo post Dianita :)

abraccio,
Salva

Laura Boylan dijo...

te platico una indiscreción jejeje en cierta escuela de paga cada año hay invasión de estos bichitos jejeje nadie está exento!
saludos!!
ah y claro que acepto el cafecín!!!
vayamonos poniendo de acuerdo salep?

La "Y" dijo...

jajajaja liz eso del olor de la caca, muy cierto jajaja.
Fijate dianita yo nunca tuve piojos, y eso que mis vecinitas siempre tenían, yo creo que mi pelo chino los asustaba o de plano se morían enredados-ahogados en mi nido de zanates (comocariñosamente me decía mi papá jaja), lo que si tuve fueron mis buenos brotes de jiotes, sabañones y hasta verrugas uaghhhh que asco¡¡¡ era yo una niña anormal, ah pero como disfrute revolcarme en la tierra, que tiempos¡¡¡

PANCHIN! dijo...

todos somo iguales y al final todos acabamos en el mismo hueco!

Diliviru dijo...

Hola Liz. Nadie lo hubiera dicho mejor.

Salva: That´s right!!

Laus: No me digas!!!! Jajaja ya me imagino eso, lo del cafe cuando gustes soy libre despues de las 6 de la tarde. A ver que dia de estos no?

"Y" Asi que la unica piojosa fui yo? jajaja, no manches todo lo que nos pasa de niños, pero que bonita etapa no?

Exactamente Panchin, exactamente, que gracioso no? 6 años en la misma escuela y hasta ahora podemos comenzar a conocernos, ahhh, la magia de los blogs!

luna_quisan dijo...

Tarde pero seguro, por aqui ando!! dejame te digo que yo de niña era clienta consentida de los piojos, se sentían tan comodos en mi cabecita que no se querían ir, iban y venían... ya ni recuerdo cuando es que se me quitaron.. pero si se me quitaron ehhh!! jajajajaja muy bueno tu post!

La "Y" dijo...

Luna, no es cierto el otro día ví a unos cuantos brincando en tu cabeza¡¡¡¡¡
jajajajaja

Verónica dijo...

Hola, Diliviru. Muy gracioso este post. A mi me da pena admitirlo, pero jamas me paso de niña, fue alrededor de los 20 años que me contagie por unica vez, pues mi pequeña primita los tenia. Y como no sabia nada, no entendia bien que me sucedia... Bueno, nunca mas me ha sucedido, pero como bien dices, a todos los humanos nos sucede más o menos lo mismo, los cuerpos funcionan parecido!
Saludos, también desde México,
Verónica

Aguaya Berlín dijo...

Pues yo también pasé por eso cuando estaba en 4to grado de primaria! el aula entera estaba contagiada. Ni quiero acordarme de la "mochada" que me dieron, con lo lindo que tenía yo mi pelo...

Aguaya Berlín dijo...

Ah, nada más leer tu post... ya me pica la cabeza... :-)