septiembre 12, 2008

No hay una palabra que defina esto.... Si la hay informenme


Cuando no se tiene padres se conoce como Orfandad... Cuando no se tiene pareja se conoce como Solteria... Y asi puedo mencionar varios, pero como se dice cuando uno no tiene al hijo cerca? Es tan feo que por eso no tiene nombre, yo digo.

Pues bien, resulta que para volver a evitar un pleito con Orlando tuve que ceder a que mi muñequita, mi pepino adorado se fuera a casa de sus abuelitos paternos. Me siento de la patada, fatal. Esta casa se siente de la mugre, vacia y sola. Extraño esa manita traviesa moviendome el teclado de la computadora, o esa insistencia de peinarme, extraño mi maraton de Barney, que bien lo puedo poner pero que como que solita no me sabe... Admiro a esas madres que tienen el valor de separarse de sus crios, yo realmente siento que me asfixio. Muchos me dicen que aproveche para hacer cosas que usualmente no hago, pero sinceramente no tengo ganas de mucho. Solo tengo ganas de oir esa vocecita, de tocar esas manitas, pero en fin...
La tortura se acaba el domingo. Mientras tanto tratare de sobrellevarlo, espero no fracasar en el intento.

4 comentarios:

Yoana dijo...

Ay mamá gallinita, que quieres tener a la polluela bajo las alas todo el tiempo, cuanto te queda por sufrir! A mi me pasa todavía con la mía que ya es una mujer. Será un gen especial que tenemos las madres latinas? Un abrazo bien fuerte para ti.

Rosa

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/disuadir-dos-comentarios-y-una-nota.html

La "Y" dijo...

Bella, bellisima foto
Tranquila ya es Domingo tu nena no tarda en abrazarte¡¡¡¡

Aguaya Berlín dijo...

Mírale la parte positiva: cuando la nena no está, te das cuenta de lo mucho que la quieres y necesitas, pero para ella también es una experiencia nueva dar sus pasitos sin mami.
A que preguntó por ti cuando no estabas!!!
Un beso,
AB